El método de loci para memorizar los géneros

dschniemiecki.wordpress.com
dschniemiecki.wordpress.com

Sin duda, la tarea más compleja a la que se enfrentan los estudiantes de  lengua alemana es la memorización del género de las palabras: ¿maskulin, femenin oder neutrum? Y  es condición sine qua non para avanzar correctamente en el aprendizaje de la misma. Hasta los alumnos más avanzados cometen errores de género y es que, hemos de reconocer, es extremadamente difícil retener de forma aleatoria, si no lo hemos aprendido de forma natural desde la infancia, el género de una palabra.

¡Claro que hay reglas! Y algunas “rentables”, con alto grado de cumplimiento, pero  son tantas… y hay tantas excepciones…! Sólo con métodos mnemotécnicos hay cierta posibilidad de éxito y, entre ellos, uno muy antiguo: los palacios de la memoria (basados en el método de loci) constituye, sin duda, una de las opciones más recomendables. Nuestra querida wikipedia lo describe así:

“El método de loci, también denominado palacio de los recuerdos, es un método mnemotécnico que se utiliza para entrenar la memoria. El método loci consiste en crear un itinerario compuesto de hasta cien lugares en un entorno familiar. Imaginativamente se forman secuencias de objetos, sitios y particularmente estancias de un “palacio mental. Estos objetos se irán asociando con aquello que se desea recordar: la lista de la compra, las gestiones por hacer, las llamadas de teléfono, etc. Se recuerdan mejor los objetos cuanto más integrados visualmente están con los “loci” (en latín, lugares o localizaciones), sin que se produzcan distorsiones o falsos recuerdos por más que el método se utilice muchas veces.”

¡Bien! ¿Y cómo lo podemos utilizar para memorizar los géneros? Lo descubrí en el blog del Alemanista, y os recomiendo la visita, pero básicamente se trataría de crear habitaciones  en nuestro palacio por géneros: imaginaos un balcón con una mesa, una silla, un plato sobre la misma, un trozo de tarta, una cuchara para comérnosla, etc., etc. y todo ello en masculino (der Balkon, der Tisch, der Stuhl, der Teller, der Kuchen, der Löffel…) Algunos de mis alumnos comentan que en ocasiones retienen el género, pero no logran acordarse de la palabra 🙂